Clases de apoyo escolar

“Hola, quería saber la disponibilidad que tenías y el precio de las clases”.
 
Este es un mensaje muy común a la hora de ponernos a buscar ayuda para nuestro hijo/a. Pero, ¿esa información es la que nos hace decidirnos por un centro de apoyo escolar u otro? Si es afirmativo, el precio de un servicio o los horarios disponibles, ¿nos dan información de su metodología de trabajo o sus valores, entre muchos otros aspectos importantes?
 
Planteamos esta reflexión porque si no se ofrece la ayuda adecuada durante un tiempo determinado, solo se agravará la situación de nuestro niño/a. Por ello, es fundamental que nos preocupemos en primer lugar por conocer los aspectos del centro que van a ser influyentes en su educación. Y estos suelen coincidir en la filosofía de trabajo del centro de apoyo escolar.
 
No se hace magia en ellos, todo lleva un proceso, pero intentamos cuidar la educación de tu pequeño/a de la mejor manera. De esta manera nuestros alumnos conseguirán no sólo un correcto desarrollo cerebral y emocional, sino que además habrán adquirido su propia identidad, confianza en sí mismos, y dispondrán de un gran número de herramientas para emplearlas en aquellas situaciones que lo necesiten. Esta es la esencia de Centro Inverxo.
 
Una vez hemos explicado la importancia de conocer cómo trabaja un centro de apoyo escolar vamos a detallar qué es lo que se paga realmente en las clases. ¿Solo se asigna ese precio según la hora contratada porque es lo que más ha convenido? En nuestro caso, NO. Conlleva un proceso más largo y complejo que engloba varias acciones: 
 

  • Se realiza un acompañamiento continuado a las familias, lo que incluye asesoramiento en la educación continuada en casa.
  • Se lleva a cabo una formación continuada para ofrecer la mejor intervención a tu hijo/a.
  • Se emplea tiempo ajeno a la sesión para preparar y planificar un entorno educativo estimulante que permita la activación de los circuitos neuronales involucrados, asegurando así la asimilación de los conocimientos.
  • Se crean recursos, se establecen los objetivos a alcanzar y las actividades a realizar para conseguirlos.
  • Se dedica tiempo a realizar una evaluación continua para analizar las actividades que le están beneficiando y las que no, para así poder adaptarlas a sus necesidades y su evolución. 

Estas horas no se ven de cara al público, pero son prioritarias y fundamentales para conseguir resultados satisfactorios. Como véis, aunque es un dato importante de conocer, el precio no debería ser el que más condicione nuestras expectativas. Hay que mirar otras características además de este. De esta manera, ¿seguiremos fijándonos en primer lugar en el precio?
 
Todo el trabajo que hay detrás incluso antes de empezar una clase de apoyo escolar en el centro es mucho y si no se realiza esto repercute negativamente en la evolución del niño/a. En relación con esto surge una cuestión sobre la que reflexionar. ¿Cualquier persona puede realizar clases particulares para “sacarse un dinerillo”? ¿Sabrían todos los aspectos que hay que tener en cuenta antes y después de realizar una clase o sesión? 
 
A la hora de seleccionar el centro que queremos que ayude a nuestro pequeño/a con su desarrollo evolutivo deberíamos tomar el papel de “investigadores” para conocer todos los detalles sobre sus principios, opiniones de otras familias, herramientas o materiales que utilizan en las sesiones, si establecen unos objetivos a conseguir y se van modificando según las necesidades, y si la profesión a la que se dedican es su pasión o algo pasajero para sacarse un dinero.
 
Por último, un aspecto a destacar es que tener dificultades en el aprendizaje, errores ortográficos o problemas de la conducta no debería avergonzarte ni a ti ni a ellos, ya que todos esos aspectos no determinan nuestros valores ni nuestra inteligencia, sólo son peculiaridades que nos caracterizan y nos definen.

Clases Online Inverxo Nerea Montalvo

Me llamo Nerea y soy psicopedagoga, maestra especialista en Pedagogía Terapeútica y de Audición y Lenguaje. Además, soy la fundadora de Centro Inverxo, un espacio donde nos preocupamos en primer lugar por el bienestar emocional de los niñ@s, consiguiendo así un adecuado desarrollo educativo.